noticias

Isapre para mujeres y hombres. Ya no existe la discriminación por género

Desde 2020 ya no existen las diferencias de costo en los planes de isapres de féminas y hombres con la intención de concluir con las desigualdades y discriminación por género en las Isapres.

El cambio en los costos de los planes empezó a entrar en vigor desde el año pasado para los nuevos integrantes de Isapres, en lo que para quienes ya permanecen suscritos a un plan de Isapre, han tenido que esperar hasta este año 2021, de modo que todos los afiliados a las distintas isapres ya gozan de los mismos precios en cuanto a este cambio.

¿Cuál era la diferencia entre hombres y mujeres en las Isapres?

Una mujer de 35 años pagaba por su proyecto de salud en una isapre cerca de 140 mil pesos (si calculamos por una media). En esta misma línea, un hombre de la misma edad pagaba 58 mil pesos, o sea, que la diferencia era de casi el doble. ¿Cómo se igualan ahora? Pues por medio de una sola tabla de componentes, siguiendo el ejemplo anterior, las dos personas pagan lo mismo (70 mil pesos).

Esta medida viene en funcionalidad del sistema de componentes que determinaban el costo del proyecto de salud de los afiliados a las Isapres, el cual consistía en una planilla de 72 celdas que determinaba el costo del proyecto de los afiliados por edad, género y si es carga o no. Ahora, estas condiciones se reducen a 14 celdas, eliminando los aspectos que implicaban discriminación por género en las Isapres y establecían el costo de los planes para las mujeres más caros que para los hombres.

Los tramos de edad se reducen de 18 a solamente 7, lo cual dejará crear un subsidio intergeneracional. Esto, además de concluir con la discriminación por género en las Isapres, además reduce la diferencia para los adultos más mayores.

¿Qué supone acabar con la discriminación de género en las Isapres?

Ahora bien, ¿qué supone concluir con la discriminación entre mujeres y hombres en las Isapres? La simplificación de la tabla de componentes que sirve para calcular el costo final de un plan de salud hace un cambio drástico y reduce la injusticia referente a lo cual debía pagar una señora por el mismo plan de salud que un hombre de la misma edad.

Descarta la excepción entre hombre y mujer pasando de una celda de 18×4 a una de 7×2. De forma que los costos de los planes de salud de las Isapres por el momento no están condicionados por el género y tanto hombres como damas pagarán lo mismo por su proyecto.

Se han reducido también los tramos de edad de 18 a 7 para eliminar la discriminación que hacía que las personas ancianas tuvieran que pagar cantidades desmesuradas, aunque sigue siendo más alta: ha bajado por lo menos un 48% con respecto a la cantidad que un hombre o mujer de la tercera edad pagaba antes de la reforma.

Tal cual, no únicamente se finaliza con la discriminación por género en las Isapres sino que reduce la carga económica para los individuos de edad superior de 55 años.

Si tienes cualquier duda, no olvides que contamos con asesoría gratuita de Isapre. Rellena nuestro formulario y te ayudaremos a elegir.